Traslados educativos, ¿valen la pena?

  • 9 de Enero de 2018
  • 0 comentarios

Estudiar en una ciudad distinta a la que vives es una de las tendencias más fuertes, ya que muchos asumen esta experiencia como un intercambio cultural y abrir su campo de acción a futuro.

No obstante, esta decisión se relaciona con factores económicos, sociales y académicos que determinan las circunstancias para realizar un cambio de vida, que no solo dependen de la voluntad propia sino de las opiniones familiares y el nuevo contexto educativo al que te vas a enfrentar.

"La primera causa por la que se toma esta determinación es porque en la propia ciudad no está la carrera que se busca o porque hay universidades con mayor renombre que respaldan mejor el título,"  afirma Manuela Escallón sicóloga de la Universidad Nacional de Colombia.

Los expertos advierten que esta decisión no se debe tomar únicamente por buscar autonomía, sino que tiene que estar sujeta a la proyección profesional que implica compartir con nuevos amigos, docentes y redes de personas que son de los mismos lugares de procedencia.

Por ende, el traslado educativo depende de múltiples circunstancias en los que debes tener en cuenta tu estabilidad personal, académica y anímica. Para Diana Victoria Vargas, docente de la Universidad Eafit, "quien se va de la ciudad necesita buscar una buena calidad de vida, es decir, que en el lugar donde estudie y resida se sienta confiado y feliz."

Lo lógico, es que también se contemple el factor económico, el cual es el que respalda los gastos de sostenimiento, alimentación, hospedaje y acceso a la universidad que buscas. Asimismo, la madurez del individuo es vital, porque los cambios a los que se enfrenta son diferentes a su vida cerca a las personas que lo apoyan.

Razones para trasladarse.

Es conveniente que realices este tránsito bajo varios criterios que inciden en dar el segundo paso respecto a tu vida universitaria.

1. Toma la decisión por gusto, seguridad y responsabilidad propia de tu autonomía.

2. Poseer la certeza de que la elección de la carrera se ajusta a tus deseos, motivaciones y capacidades, porque arrepentirse implica trastornar todos los esfuerzos que tus padres y tú mismo hicieron.

3. Tener varias opciones de universidades, pues hay ciudades más costosas que otras y que ofrecen mejor estilo de vida en el campo universitario.

4. Elegir una institución que cuente con las mejores características físicas y tecnológicas, con el fin de generar satisfacción y retroalimentación con la gente que lo rodea.

5. Entender que esta elección debe estar enfocada en sumar experiencias con miras a su vida profesional y no como un espacio de “Liberación de tu familia”.

 

Fuente: Guiaacademica

  • 0 comentarios

  +52 (81) 84210022   +52 (1) 811 212 59 82   hola@iivvo.com   Monterrey, México