10 claves para ser un líder de alto impacto

  • 18 de Junio de 2019
  • 0 comentarios

El ejercicio del liderazgo implica, además de conocimientos y capacidades, un legado de valores y el desarrollo de habilidades. Quienes ya son líderes con trayectoria o aquellos que están emprendiendo dicho camino, saben que de la tarea de administrar equipos dependerá la gestión y el impacto de la misma.

A continuación, te compartimos algunas de las claves que te ayudarán a alcanzar ese liderazgo que logre impactar en tu equipo de trabajo y su desarrollo:

1. Ser íntegro: la ética y los valores deben ser ejes rectores en las acciones de un líder, y su responsabilidad trasciende de lo exclusivamente laboral, pues termina siendo referente de muchos. 

2. Ser visionario: trabajar por una causa, definir objetivos ambiciosos y esforzarse por su alcance, son el tipo de conductas que inspiran y brindan al equipo la energía para querer ser parte de la historia y trabajar con entusiasmo.

3. Olfatear el talento: independientemente del sector en el que se desempeñe, la calidad de la gente marca la diferencia; así que su mandato como líder es encontrar el mejor talento que comparta los valores, ética y cultura de la compañía.

4. Potenciar capacidades: de nada sirve tener el mejor equipo si sus capacidades no son puestas al servicio de la organización, así que para que esto sea una realidad, identifique sus habilidades, inclúyalos en el diseño de planes y estrategias, empodérelos.

5. Liderar la ejecución: es esencial comunicar al equipo con claridad lo que se quiere lograr, definir roles, funciones y alcance. 

6. Fomentar relaciones honestas: Sea un líder que inspire confianza al equipo, bríndeles seguridad, sea directo, cumpla promesas y desde la verdad construya confianza.

7. Tomar decisiones informadas: cuando tome decisiones examine todas las aristas y opciones, indague, pregunte, recolecte datos, no juegue a la inmediatez, pero tampoco espere demasiado tiempo para tomar parte en la situación.

8. Compartir desde la gestión: compartir y poner a disposición de la organización y su equipo, las capacidades, conocimientos y habilidades, enriquecen el accionar de otros.

9. Mantener la cordura: tomar decisiones en “caliente” o trasladar sus presiones a los otros, no solucionará el problema.

10. Ser constructivo en las observaciones: siempre habrán cosas por mejorar en el equipo, pero el camino para hacerlo es más fácil cuando se tiene al lado una instrucción positiva.

Dirigir sobre estas bases le permitirá tener un equipo más comprometido, entusiasta y capaz; motive e inspire a otros desde su gestión, sea un líder con impacto.

  • 0 comentarios