Cinco cosas que los líderes universitarios deben de saber sobre la integración

  • 26 de Junio de 2019
  • 0 comentarios

El mercado de tecnologías híper-especializadas está rápidamente expandiéndose y los líderes universitarios están desesperados en aprovechar la funcionalidad que prometen. Pero el retorno de la inversión de las analíticas no está en el nuevo software: está en la integración de datos. Sin precisión, los datos procesables y significativos moviéndose entre sistemas, su utilidad es drásticamente reducida. 

Mientras los líderes se mueven para adoptar nuevas tecnologías, están superando las habilidades de las tecnologías de información para estar al día con las demandas de la integración. Un CIO estimó la demanda de las integraciones ha incrementado más de 25% en los últimos cinco años, esto junto con otro líder de TI con el cual pudo demostrar que el número de integraciones en los campus se ha duplicado desde el año 2014. Con (o sin) recursos nuevos limitados para atender la demanda, las tecnologías de la información necesitan volver a imaginar la manera en que la empresa se integra. 

La integración continua será un principio central del rol evolutivo de las tecnologías de la información. Mientras tanto, para volver a encuadrar la integración como un diferenciador en lugar de un costo inescapable, los líderes de TI deberían de hacer 5 hechos de integración claros en su respectivo campus:

1.    No es gratis. 

 A pesar de lo que los vendedores puedan decir mientras flashean los paneles de análisis y las aplicaciones móviles, el integrar nuevas tecnologías con infraestructura existente es raramente un proceso simple, atendido por el proveedor. Las integraciones deben construirse y mantenerse y, esto, requiere del tiempo y recursos del desarrollador de TI. 

Si la integración promedio toma 4 semana para construir y el desarrollador que trabaja en la integración está ganando $120,000 dólares al año, usted está viendo $10,000 dólares de frente, sin empezar a entender el costo de mantenimiento. 

Mientras más complicado el proyecto, más personal se involucra y el costo de todo se incrementa. Una implementación ERP de dos años puede tomar un equipo de 6 desarrolladores; eso es casi $1.5 millones de dólares en tiempo de personal de TI que debe de ingresar en el presupuesto del proyecto. 

2.    No es fácil 

La integración es más que sólo pasar tiempo escribiendo cadenas de código y transformar datos a un formato diferente. La verdadera integración de datos se trata de abordar las ineficiencias de los procesos al proveer interacciones perfectas entre sistemas y eliminar las fallas de comunicación en el camino. 

Es un largo y arduo proceso el recolectar datos que ya existen en múltiples ubicaciones, traducir entre las definiciones a nivel de unidad y las de los proveedores e información agregada que debe asignarse desde todo el campus. 

Cuando los desarrolladores mueven información están haciendo decisiones a nivel de negocio al decidir qué datos sacar, manipular, agregar y a pasar al siguiente sistema nuevo. Los líderes empresariales deben invertir en los procesos de integración y trabajar cerca con los desarrolladores para entender la necesidad del negocio, y deben articularlo en términos que sean significativos al nivel de la información de datos.

3.    No sólo es un problema de TI 

En los campus promedios, los datos están en muchas ubicaciones, es utilizada por diversas razones y pueden ser agregados y programados en numerosas maneras. Si bien el liderazgo y su personal pueden ser responsables de traducir la necesidad empresarial en capacidad tecnológica y objetos de datos empresariales, los dueños de empresas y los líderes debe de estar abiertos a discusiones que buscan racionalizar la información del campus y aprovechar los activos interinstitucionales para la resolución creativa de problemas. Los desarrolladores pueden extraer las fuentes de datos hasta que las vacas vuelvan a casa, pero sin la propia resolución de problemas apropiada y la evaluación de las necesidades de datos, y el tiempo correspondiente de la unidad en busca de datos, las soluciones inevitablemente fallarán. 

Si tus unidades funcionales no pueden ahorrarle la mitad de un empleado (por lo menos) para la duración del proyecto de integración de datos, no se está listo para aprovechar los activos de los datos. Al igual que los cachorros, las iniciativas de los datos requieren de un cuidado significativo y un propietario responsable debe de tener mucha atención para dar. 

4.    No es un “proyecto”

La integración de los datos no es un proyecto con un inicio y fin designado; es un proceso continuo que exige un esfuerzo sostenido de profesionales de TI y líderes empresariales con intereses en los datos proporcionados. Tratar la integración como un proyecto contribuye a una arquitectura de sistemas que pronoto se volverá inoperable. Para integrar de manera eficiente y con las máximas ganancias, la integración es un esfuerzo continuo y la planificación genera beneficios. 

Si no estás pensado sobre como los datos que estás recolectando pueden beneficiar a la institución en cuestión más allá del caso de uso en mente, no estás pensando lo suficiente. Con la explosión de los datos no estructurado, actualmente menos del 0.5% de todos los datos creados se analizan y utilizan. En los sistemas de campus y en las interacciones basadas en la web, la educación superior está situada arriba de una gran cantidad de información potencial. Cuando los datos se pueden utilizar sin esfuerzo por más unidades, puede impulsar la innovación en formas nuevas y emocionantes. 

5.    No es opcional 

Para las instituciones que avanzan en el camino de la integración en todos los aspectos, los beneficios de los datos disponibles y la integración sin fisuras se evidencian en todo el campus, y surgen como factores de valor y eficiencia de costos. Para mucho, el caso de prueba ha siso éxito para los estudiantes, particularmente in el espacio de asesoramiento. Pero nuevas iniciativas en datos de “autoservicio” que enfrentan los estudiantes buscan presentar a los miembros del campus con sus propios dominios personales, con fuentes de datos para impulsar mejores resultados de aprendizaje. 

A la inversa, para aquellos que languidecen, la incapacidad de integrarse lo suficiente es una inversión en el campus que está cambiando poco a poco: nuevas tecnologías se procuran y están siendo integradas al mínimo común denominador antes de que las tecnologías de la información avances al siguiente proyecto. Con mínimas integraciones, nuevos sistemas fallan en cumplir con las expectativas, lo que representa quizás el 50% de la funcionalidad prometida, y los líderes del campus continúan con compras más nuevas, iniciando con todo el proceso nuevamente. El campus, tirando buen dinero después del mal, está atrapado en un ciclo de mala integración. 

Si tu campus no está sacando el mejor provecho de sus datos, es tiempo de una inversión seria. El desarrollo de proyecto de TI más rápidos, la mejora de la capacidad interna y la habilitación de la misión (desde el éxito de los estudiantes hasta la eficiencia de costos) mejoran drásticamente con una integración de datos rigurosa. Tratar la TI como un centro de costos, y la integración con ella, pone en peligro a su institución.

  • 0 comentarios

iiVVO Conectamos tu Futuro ® Todos los Derechos Reservados 2020
  +52 (81) 84210022   +52 (1) 811 212 59 82   hola@iivvo.com   Monterrey, México